Noticias — artesanía con vidrio

RSS
Técnicas de vidrio en calor

Técnicas de vidrio en calor 0

Soplado

Esta técnica milenaria se ha conservado sin cambio alguno desde su descubrimiento. Las herramientas necesarias para su trabajo son, básicamente: la caña de hierro hueco que varía su tamaño desde 1.20 a 1.80 centímetros y las pinzas de vidriero. Tales artefactos constituyen, a pesar de su sencillez, las principales herramientas del vidriero, todo lo demás que se necesita es la habilidad del artesano obtenida por la experiencia en el oficio.


La caña se introduce en el crisol para tomar el vidrio que se encuentra ya en su punto de fusión, caracterizado por una consistencia similar a la de la miel. Con un movimiento continuo se gira la bola de vidrio sobre una piedra para darle la forma inicial, y después se comienza a soplar hasta crear la burbuja de la que partirá la pieza que se pretenda elaborar. Si se trata de una botella, por ejemplo, el artesano se sienta en su banco de trabajo para comenzar a girar la pieza sobre los brazos del mismo mueble, los cuales son llamados angarillas.


Posteriormente, con un trozo grueso de periódico mojado, la pinza y algún puntil, comienza a darle la forma deseada, soplando y apretando la pieza hasta alcanzar el resultado ideal. Ya terminada su obra, la coloca en el horno de recocimiento, a fin de darle la curva de enfriamiento necesaria.

Soplado en molde

La porción de vidrio en punto de fusión, se introduce en un molde y se inicia el soplado para que adopte la forma del mismo. Después se decora la pieza según el modelo a trabajar, terminando el trabajo en el horno de recocido.

Fusionado y reposado: es la unión de dos o más vidrios por medio de temperatura. Dichos vidrios pueden ser de diferentes colores, siempre y cuando tengan un coeficiente de expansión térmica similar, capaz de permitirles quedar integrados en una sola placa.

Pasta de vidrio

En este caso se utiliza vidrio finamente molido y aglutinado con un líquido (aceite o agua). La pasta obtenida se acomoda en el interior de un molde que posteriormente se introduce al horno para lograr su fusión.

Vaciado: dicha técnica implica que el vidrio en punto de fusión sea vaciado en un molde de arcilla refractaria, arena o hierro fundido. Como la curva de enfriamiento depende de cada objeto en particular, se da el caso de piezas masivas que tardan hasta dos o tres meses para alcanzar el punto de solidez total.


Prensado

Esta técnica, conocida en Alejandría desde tiempos antiguos, en realidad se perfeccionó hasta el siglo XIX en los Estados Unidos. Actualmente la industria vidriera prensa con aire comprimido y el artista sólo interviene en el diseño del molde.

Reposado

Se logra con un vidrio laminado, expuesto a altas temperaturas y a la fuerza de la gravedad, a fin de adquirir la forma del molde o modelo sobre el que descansa.

Vidrio estirado

Para esta modalidad se requiere de un soplete con oxígeno gas, mediante el cual se logra que el vidrio adquiera la temperatura necesaria para estirarlo, fusionarlo, modelarlo y soplarlo.

Hablemos de la técnica de la Vitrofusión

Hablemos de la técnica de la Vitrofusión 0

En este blog les compartiremos más información sobre una técnica de vidrio muy conocida; la Vitrofusión.


¿Qué es la Vitrofusión? La vitrofusión es la técnica de fundir y superponer uno a más vidrios utilizando un horno a altas temperaturas. Se puede realizar con el aporte de diversos pigmentos de colores, pinturas esmaltadas, vidrio molido, hilos de vidrio, metales, etc.

Es un trabajo artesanal ya que cada pieza es elaborada en forma individual, logrando diseños únicos e irrepetibles. Además podemos crear todo tipo de objetos.

Los trabajos en vidrio son uno de los elementos más antiguos que hoy se siguen utilizando, actualmente disponemos de nuevas técnicas e infinitos diseños. No hay nada como realizar una obra única, eso es lo que realmente le da valor al trabajo artesanal.

Materiales que necesitas para realizar esta técnica aparte del vidrio, el elemento más importante que se necesita es un horno especial.

Se utiliza una temperatura de entre 650 y 950 grados, el horneado dura entre 3 y 5 dependiendo de la pieza. 

En nuestras sucursales podrás encontrar material para hacer esta hermosa técnica, ¡que tu imaginación no tenga límites!

Fórmulas para darle color al vidrio

Fórmulas para darle color al vidrio 0

Todos conocemos los vidrios de color, nos encantan ya que los artistas, diseñadores y arquitectos pueden crear infinidad de cosas con ese material. Son caracterizados por su claridad y transparencia. El color del vidrio se le proporciona a las sustancias metálicas que se le agregan a la hora de la fabricación, para alcanzar resultados previamente establecidos, se requiere que los colores sean elaborados con base en óxidos de metales, pues de lo contrario no se lograrán teñir las masas vitrificantes.


Enseguida te compartimos las fórmulas para teñir el vidrio y que el resultado sea el color que buscas.


Amarillo

Se obtiene del óxido de hierro (FeO). Toma otros colores en condiciones especiales del horno y por los materiales usados. El amarillo plata requiere de nitrato (Ag NO) y cloruro (Ag CI) de ese metal. Ciertos tonos de amarillo se logran con el azufre, aunque también el carbonato ofrece las tonalidades de dicho color.


Violeta

Se consigue con óxido de manganeso (MnO2) o con el permanganato potásico (KMnO8), que es más puro y de composición constante. Tanto el bióxido como el anhídrido permangánico (Mn2O2) contenidos en el permanganato se disocian fácilmente por la acción del calor, generando el sesquióxido de manganeso. Mezclando con óxido de hierro, el manganeso imparte al vidrio una coloración amarilla ámbar.


Verde

Se logra del óxido de cromo (CrO). Con mayor frecuencia se emplea el bicarbonato potásico (K2CrO4) que es de color naranja, aunque por la acción del calor se descompone y libera el óxido crómico que imparte al vidrio la tonalidad verde (a baja temperatura, se consigue un bello amarillo).


Azul

Surge del óxido de cobalto. Existe en el comercio un polvo negro con el que igualmente se logra el color, y que se obtiene de la mezcla de protóxido de cobalto (CoO), sesquióxido de cobalto (Co2O3) y óxido salino de cobalto (Co3O4). También se usa el carbonato de cobalto (CoCO3).


Café

Se consigue con el óxido de níquel (NiO). El café violáceo caracteriza a los vidrios sódicos, el violeta a los potásicos y el marrón a los borosilicatos.


Agua Marina

Surge del óxido de cobre (CuO). Se trata de un polvo negro que imparte al vidrio esta coloración, aunque puede ser sustituido por el sulfato de cobre (CuSO4 5H2O).


Rojo

El rojo oro se logra con ácido cloroáurico (HAuCl), brindando una coloración rojo rubí y violácea que tiene gran poder colorante. Por su parte, el selenio mezclado con sulfuro de cadmio producen el rojo rubí. El vidrio rojo se obtuvo desde los inicios de la industria en México, gracias a la acción de elementos químicos como el oro y el estaño. La presencia del plomo favorece la formación de esta coloración. No obstante, las fórmulas para su obtención siempre se han mantenido en secreto, por lo que la producción de vidrio rojo resulta muy limitada aún en nuestros días.

Serie de Netflix sobre la técnica del Vidrio Soplado

Serie de Netflix sobre la técnica del Vidrio Soplado 0

“Blown Away” demuestra que no solo es el producto final lo que capta la atención del público, siendo el proceso de fabricación algo digno e hipnótico de observar. Es realmente fascinante ver cómo un profesional trabaja a tan peligrosas temperaturas, como sopla burbujas que son puro fuego y como trata los tiempos con tanta precisión. Hay que añadir la gran y absurda competitividad entre los concursantes, una emotiva banda sonora y ese fantástico premio. Netflix ha sabido mezclar el arduo e interesante proceso de esta técnica con las características propias de un reality. Unos ingredientes explosivos.

El formato sigue una línea parecida al conocido programa culinario “MasterChef”, donde cada episodio se les reta a realizar una escultura de vidrio a través de un brief. Al igual que el resultado de una receta con el plato final, la escultura se presenta a los jueces y uno de los concursantes es eliminado bajo criterios de poca creatividad o mal concepto de diseño. Otro es coronado como el mejor del programa. Así sucesivamente, hasta el enfrentamiento entre los dos últimos supervivientes o, dicho de otro modo, finalistas.

Para atractivo de la audiencia, las pruebas tienen un límite de tiempo entre cuatro y ocho horas, los concursantes tienen el lugar del trabajo uno al lado del otro y deben usar las mismas herramientas. Estas reglas tienen la intención científica de mostrar cómo se relacionan en un laboratorio, pero también, están para incentivar los posibles enfrentamientos entre los contrincantes, algo que resulta tan interesante a ojos del espectador. Además, está el suspense extra que supone la rotura de las piezas cuando ya están a medio terminar e incluso acabadas, pudiendo destrozarse en un momento crítico y decisivo.

 

La técnica del Vidrio Soplado

La técnica del Vidrio Soplado 0

El vidrio es un material muy común y cada vez tiene más presencia en nuestros hogares. Desde simple decoración hasta edificios cubiertos completamente de vidrio,  existen una gran cantidad de técnicas para la fabricación de vidrio. Aunque posiblemente la que más llame la atención, debido a su fabricación artesana y diseños únicos, sea la del vidrio soplado.

 

Actualmente las principales técnicas de artesanía en vidrio son:

· Técnicas de artesanía en vidrio con calor

· Técnicas de artesanía en vidrio en frío

 

En la técnica de artesanía en vidrio con calor podemos encontrar:

1. Fusión

La técnica de fusión consiste en hacer llegar al vidrio a su punto de fusión para luego, de manera más lenta, volver a dejarlo a enfriar. A estas temperaturas, el vidrio es muy maleable y se puede moldear para darle diferentes formas y texturas o ensamblar unas piezas con otras, por ejemplo. Dentro de la técnica de fusión hay varias técnicas para manipular el vidrio, de las que las más conocidas son:

1. 1. Soplado

El soplado es una de las más famosas técnicas de artesanía en vidrio, que consiste en , una vez que el vidrio ha llegado a su punto de fusión, soplar dentro de él a través de un tubo metálico largo también llamado caña para hacer burbujas en él y, a partir de ahí, darle la forma deseada. Se puede soplar y manipular directamente o bien se puede soplar directamente en un molde de acero o bronce para darle la forma que queramos. Se utiliza mucho, sobre todo, para hacer vasos y botellas de vidrio.

1.2 Fusing

El fusing es una de las técnicas de artesanía en vidrio más utilizadas,  un tipo de fusión que permite unir dos o más vidrios por medio del calor para obtener una sola pieza. Dependiendo de la temperatura a la cual vamos a bajo poner el vidrio podemos hablar de Tack Fusing o de Full Fusing. En el primer caso trabajamos a una temperatura más baja entre los 730º y los 760º en la cual se produce un fundido parcial, esto hace que los vidrios no se amalgaman y se conserva el volumen de las capas de vidrio.

 1.3 Colada

La técnica colada o de vidrio colado consiste en llevar el vidrio a temperatura de fusión y verterlo en un molde para darle una forma determinada. Esta técnica de artesanía en vidrio es de las más antiguas, ya que se cree que proviene de la cultura egipcia. Este técnica es de las más utilizadas en la escultura en vidrio, ya que, una vez el vidrio se introduce en el molde, se le pueden añadir varios elementos y crear diferentes detalles según la creatividad del artesano y/o artista. A esta técnica de artesanía en vidrio también se la conoce como hot casting.

2. Temple térmico

Esta técnica de artesanía en vidrio, más que por motivos estéticos, se realiza por motivos prácticos. Consiste en calentar el vidrio hasta casi el punto de fusión y después enfriarlo rápidamente. Esta técnica se utiliza para redistribuir la tensión presente en el vidrio y así hacerlo más resistente, lo que es vital para piezas de vidrio que se utilizan de manera diaria, como puede ser un vaso de un restaurante, etc.

 

 

El Dicroísmo

El Dicroísmo 0

El Dicroísmo tiene dos significados diferentes en óptica. Un material es dicroico cuando hace que la luz visible sea dispersada en rayos de luz de diferentes longitudes de onda (colores), o un rayo con diferentes planos de polarización debido a que son absorbidos en diferentes cantidades tras la reflexión.


Ahora bien en el vidrio  se define como la propiedad de tener más de un color los cuales se reflejan dependiendo del ángulo de incidencia de la luz sobre su superficie.


Su superficie parece un espejo que refleja todos los colores, y tiene la apariencia de un holograma.


Su manera de fabricación es en una cámara de vacío; los materiales con propiedades dicroicas son vaporizados en un crisol mediante la emisión de un alto voltaje de electrones.


De este modo, se ponen múltiples  capas de materiales metálicos preciosos sobre el sustrato transparente del vidrio. Estos materiales reflejan y refractan determinadas longitudes de onda de la luz, lo que les da su aspecto del vidrio. Estos materiales reflejan y refractan determinadas longitudes de onda de la luz, lo que les da su aspecto peculiar. 


Este vidrio es muy caro. Por esta razón, no se tira ni un fragmento. Cuando se corta, se pone debajo un plástico para recoger cualquier esquirla, porque incluso el polvo de dicroico puede incorporarse a una pieza. El interés de este producto es su tridimensionalidad: los tonos se mueven al moverse el espectador de él y depende la perspectiva.