¿Necesitas vidrio? Disponible sólo en sucursal. ¡Contáctanos!

COMO HACER TU PROPIO VITRAL CASERO

RSS

Los vitrales generalmente hacen referencia al proceso de combinar varias formas de vidrio coloreado, el cual viene de la incorporación de sales metálicas durante su fabricación y se exhibe principalmente en las ventanas de las iglesias, así como en algunos tipos de lámparas y espejos. Para crear este tipo de obras se requiere habilidad y precisión, que con un poco de paciencia y las herramientas adecuadas pueden llegar a ser un proyecto divertido. ¿Te gustaría intentarlo?, a continuación te mostraremos como hacer tu propio vitral de una manera fácil y divertida.

Para comenzar elige un proyecto sencillo, ya que si eres nuevo en la fabricación de vitrales, no querrás ir muy lejos con demasiada prisa. Comienza con algo pequeño y simple que no requiera muchas partes.
Opta por un proyecto que no tenga demasiados bordes afilados ni partes a las que tendrías que prestar atención. ¡Un panel simple para tu ventana puede ser un gran comienzo!
Después elige un patrón que te guste y que esté a la altura de tus habilidades. Ten en cuenta cosas como la cantidad de piezas de vidrio que necesitarás y cuántos cortes y soldaduras deberás realizar.


El siguiente pasa a seguir es elegir un tipo de vidrio, que para este proyecto, usarás vidrio laminado. Existen dos categorías: vidrio catedral y opalescente, también deberás considerar cosas como el precio, la textura, el color y el grado de transparencia.
Otra de las cosas importantes que debes de considerar es el adquirir las herramientas necesarias para comenzar tu obra, como un cortador de vidrio, alicante, soldador y alambre de estaño y esmeril.
Ahora estas listo para fabricar tu vitral:
Dibuja, copia o imprime tu patrón en un pedazo de papel cuadriculado que sea del tamaño real. Corta el patrón en piezas separadas y etiquétalas por color y dirección de la veta. Coloca el patrón debajo del vidrio y traza el contorno con un marcador permanente delgado.
Enseguida marca el vidrio sujetando el cortador de vidrio entre tu pulgar y tu índice presionando la punta entre este último y el dedo medio. Presiona el cortador con suavidad sobre el vidrio, utilizando una regla de metal recubierta de corcho en la parte posterior a fin de hacer un corte recto. Colócala en un punto lejos de tu cuerpo y comienza a rayar hacia adentro.
Cubre los bordes del vidrio con láminas de cobre de 5 mm (7/32 in). Asegúrate de que la lámina esté centrada o podría verse un poco raro al final. Puedes hacerlo a mano o con un dispositivo para envolver.
Para soldar el vidrio deberás juntar las piezas, colocar el alambre de estaño en las uniones y finalmente aplicar el fundente.

Anterior Siguiente

  • Carlo Importaciones
Comentarios 0
Dejar comentario
Nombre:*
Email:*
Mensaje: *

Nota: los comentarios requieren aprobación antes de ser publicados.

* Campos obligatorios